viernes, 3 de octubre de 2008

Vacaciones en Japón (Semana #2)

Hola de nuevo chicos!!! Antes de partir en un viaje de 4 días hacia Kyoto, creo que debía poneros en situación respecto a mis andanzas por estas tierras lejanas. Como no dispondré de internet hasta el viernes 10, no podré contactar con vosotros. Espero poder informaros a la vuelta, pero hasta entonces, tendréis que conformaros con estas pocas líneas. Sumimasen!!!


Martes 30:

  • Kamakura: Nuestra primera excursión lejos de la capital nos llevó hasta esta maravillosa ciudad, situada a tan sólo 50 kilómetros de Tokyo. Allí pudimos contemplar el magnífico santuario Tsurugaoka Hachiman-gū, dedicado al dios de la guerra homónimo, un enorme complejo arquitectónico que impresiona tanto por su diseño y tamaño como por la perfecta integración con el precioso paisaje de la zona.




  • Desde allí, desandamos parte del camino recorrido y dirigimos nuestros pasos hacia el Gran Buda de Kamakura, una impresionante escultura de bronce de más de 13 metros de altura y un detallismo exquisito, situada en el templo Kōtoku-in. No existen palabras para describir la sensación que produce girar en un recodo del camino y encontrarte de bruces con esta visión...




Sandalias del Gran Buda (trenzadas a escala de la figura).

  • Más tarde decidimos coger el tranvía (que recorre las calles de la ciudad por un trayecto tan angosto que casi le hace creer a uno ser capaz de tocar las casas adyacentes con sólo extender el brazo) hacia la isla de Enoshima. Situada frente a la playa de la ciudad, es un enorme atolón de roca volcánico sobre el que se han edificado numerosos templos, restaurantes de lujo y un amplio puerto deportivo con comercios de todo tipo (cabe destacar la profusión de ateliers en el complejo). Recorrimos todo el trayecto hasta la cima y el mirador pero, desgraciadamente, se hizo de noche y no pudimos acceder a los túneles subterráneos que recorren el interior de la atalaya por ser demasiado tarde (de todas maneras, ese día hizo un tiempo de perros así que lo más probable es que hubieran estado cerrados desde la mañana)...
Puente peatonal de acceso a la isla de Enoshima.


Entrada al área comercial de Enoshima.


Miércoles 1:

  • En esta ocasión no hicimos nada destacable, salvo dedicarnos a descansar por la mañana (aunque no os lo creáis, la verdad es que llevamos un trajín impresionante...) y buscar algo de ropa trendy por el barrio de Harajuku para la recepción del embajador. Como las tallas de ropa para japoneses molones eran demasiado pequeñas para mi, tuve que conformarme con comprar una camisa en el UniQlo (algo así como el Zara japonés), pero creo que será suficiente para cumplir mis objetivos...

Jueves 2:

  • Monte Fuji: Esta excursión nos salió algo torcida desde el principio, la verdad. Llegamos a la estación de autobuses con bastante tiempo de adelanto, compramos los billetes y, sin saber cómo ni por qué, nos las apañamos para perderlo sin movernos de la parada. Afortunadamente, pagando 200 yenes más nos hicieron hueco en el siguiente, así que sólo perdimos unos 25 minutos de tiempo real (o eso pensábamos)...



  • Una vez en nuestro destino, decidimos dar un paseo por el lago Kawaguchi, (el más cercano al Fuji de los 5 circundantes) y nos hinchamos a hacer fotos del incomparable entorno natural que nos rodeaba. Después comimos en una tascucha de ramen cerca de la estación de autobuses para, a continuación, dar una vuelta por el pueblo.

  • Cuando nos dispusimos a partir, en la estación de autobuses nos comunicaron que el último viaje hacia Tokio había salido 25 minutos antes de que llegáramos (oh, destino!) y nos tocó esperar cerca de 2 horas y media hasta que llegara el siguiente libre. En fin, no todos los días iban a salir redondos...
Tiembla, Makoto Shinkai, ahora conocemos tu secreto!!


Viernes 3:

  • Yokohama: El viaje al Fuji nos dejó baldados, así que nos levantamos tarde y, como las horas de luz en esta época son limitadas, decidimos marchar a la ciudad vecina de Yokohama. Se trata de una moderna ciudad portuaria, con amplias y rectas avenidas que se hace sentir como una mezcla de Tokio y el ensanche de Barcelona. Aquí están el edificio Landmark Tower (el más alto de Japón), la Torre Marina (el faro más grande del mundo) y uno de lo barrios chinos más grandes del planeta. Fue hacia allí donde dirigimos nuestros pasos tras visitar su paseo marítimo...
Landmark Tower en todo su esplendor. Impresiona, ¿verdad?


Vista al atardecer desde el paseo marítimo de Yokohama.

  • ... y no nos defraudó en absoluto!! Recargadísimos templos dedicados a divinidades chinas, cientos de restaurantes, tiendas típicas... y Baozis, muchos Baozis!! La única contrapartida fue la cena: quizás nos sentó mal la aleta de tiburón o cogimos frío en el camino de vuelta a la estación, pero el hecho es que ambos pasamos el sabado con las tripas y la garganta un tanto tocadas. En fin, gajes del oficio...
Templo dedicado a Guan Yu, héroe de la época de los Tres Reinos (Siglo 2 d.C.).


Parada de Taxi-Ricksaw frente a una pagoda.


Sábado 4 y Domingo 5:

  • Nada destacable: dedicamos estos dos días a reponernos y preparar la estancia en Kyoto. De paso, aproveché el tiempo libre para escribiros estas líneas...

Bueno, creo que con estas líneas concluye el resumen del viaje, al menos por lo que respecta a esta semana. Espero que os haya resultado interesante... Más infomación a la vuelta de Kyoto!!!
:D

Saludos desde el lago Kawaguchi!!! ;D

5 comentarios:

Dr Universo dijo...

He de reconocer que por unos segundos he sentido cierto animo turistico en mi. Has logrado traspasar a un medio escrito el espiritu del viaje de forma atrayente (claro que las fotos ayudan).

Alguna pelea espontanea en el chinatown? Yo el jueves vi quemarse un edificio entero de los gitanos de sestao. Parece ser que llevaron la fiesta al maximo.

dr universo dijo...

Ostias, no se cuando podreis leerlo, pero bajaros esto.

SAGE!

http://www.megaupload.com/?d=GOOFTP9W

Anónimo dijo...

Oye, pero eso de los Tres Reinos existió de verdad????. Pensaba que era solo una peli de "chinos" (^O^) xDDD. ¡¡ Pasada de Templo ¡¡ ¿Donde dices que estáaaaaaaa?.

Divinos; Fijisan, Enoshima, Kamakura y demás, pena de sirimiri,... katxissss¡¡

Cantackerous evil Maese dijo...

Worthy brother, espero qur hayas tenido buen viaje y no te hayas muerto demasiado yendo de empalmada al curro. Aunque te ya vas bien entrenadito de aquí para eso de ponerte en marcha con apenas unas horas de sueño en el cuerpo, je je je.

Aaaah, ahora, cuando escucho a Freddie me acuerdo de ti... ;_; Acuérdate tú de mi cuando le veas ;D

{HAYATO} dijo...

Pues al final casi pierdo el avion en Paris, pero no por fala de tiempo, sino por el puto cartel de anuncios, que no marcó la puerta de embarque hasta 20 minutos antes de la salida. Para cuando llegué al avión ya habían subido todos los demás pasajeros, así que me tocó dar la nota una vez más... XDD

Una vez en el curro, el trabajo no se me hizo tan pesado pero acabé derrengado y con el sueño trastocado (me metí a la cama a las 10:00 y me he levantado a las 18:00!!!). Ahora me encuentro algo mejor, pero me imagino que aún tendrán que pasar un par de días hasta que mi cuerpo recupere su ritmo habitual...

Vaya, así que sólo te acuerdas de mi cuando escuchas a Freddie Mercury? Pues vaya un worthy brother de mis pelotas que me he echado!!! XDDDDDDDDD

Y respecto a lo de Freddie, no te preocupes: ten por seguro que me acordaré de tí al verle, tontorrón. Eso sí, espero verte aparecer por el parque estas Navidades con mostacho nintendil y chaqueta amarilla, de lo contrario me decepcionarías... ;)